17/3/08

Las creencias de la gente V. El monstruo del Lago Ness

Todo comenzó en el siglo VI cuando un misionero aparentemente vio una enorme criatura en el lago Ness, en Escocia. A partir de ese momento muchas personas han dicho ver al monstruo, el cual tendría aspecto de dinosaurio.
Existen muchas fotografías que “prueban” la existencia del monstruo, pero ninguna imagen muestra nada más que una extraña y borrosa figura en el agua. Es algo parecido a lo que sucede con las fotografías de los ovnis; parece que quienes sacan fotos de estos fenómenos se ponen de acuerdo para usar cámaras de mala calidad, lentes inadecuados y resoluciones digitales mínimas. La foto mas famosa es de 1934 y se consideró una prueba contundente, pero años después, el autor confesó que se trataba de un muñeco “bien confeccionado” colocado sobre un flotador.
Algunos dicen que el lago tiene profundos canales que lo comunican con el mar y que el monstruo es un animal marino que entra al lago de vez en cuando y por eso se le ve periódicamente.
Hay gente que afirma que el monstruo sobrevivió al diluvio universal y cuando las aguas bajaron quedó atascado en el lago… ¿acaso esa cosa es inmortal? (sin comentarios).
Otros dicen que simplemente se trata de una especie de dinosaurio que por alguna razón no evolucionó ni se extinguió.
La “prueba” mas contundente de la existencia de esta cosa es que en 1972 se realizó una expedición con un equipo de sonar (modernísimo para la época) y se logró captar un objeto que parecía ser un gran animal, del cual se proyectaba un apéndice de aproximadamente 3m de largo y asumieron que se trataba de una aleta… en mi opinión este “objeto” puede ser cualquier cosa, no necesariamente un animal.
Años después, se realizó otra expedición usando un potente radar y no lograron captar absolutamente nada. Esto lo pude apreciar en un programa de Discovery Channel.
Particularmente no creo que exista el tal monstruo por las siguientes razones.
- Es absolutamente imposible que este animal sea un único ejemplar con miles de años de edad. No pienso discutir eso.
- En caso que viva y muera como todos los animales de la tierra, es necesario que se reproduzca, por lo que deberían existir varios ejemplares. Si es así, deberían verlos con mas frecuencia, incluyendo a las crías.
- Si la excusa es que casi nunca ven al animal porque habita en las profundidades, hay que recordarle a la gente que los peces que viven en los abismos marinos son muy pequeños y compactos para poder soportar las altas presiones. Aunque hay animales grandes (como el cachalote) que logra llegar a cierta profundidad, no llega a los abismos.
- Si el monstruo sale al mar por los supuestos canales (no se ha probado que existan) pudieran ser vistos de la misma manera en que hemos visto enormes animales marinos (como por ejemplo las ballenas). Por cierto, hay ballenas que están en peligro de extinción porque quedan pocos ejemplares y sin embargo han sido vistos… y el famoso monstruo del lago Ness no tiene un tamaño muy discreto que digamos.
- ¿Para que demonios sale a la superficie?. Se supone que no respira aire, de ser así sería visto con frecuencia al igual que las ballenas. Y si no respira aire no entiendo para que demonios sale a la superficie. Puede que suba un poco para comer, pero no tiene sentido que proyecte su enorme cuello fuera del agua si no va a respirar ni a comer.
Hasta ahora la excusa ha sido que el lago es demasiado profundo para ser explorado por completo, pero se les olvida que se han explorado abismos marinos mucho mas profundos descubriéndose solo las pequeñas criaturas que mencioné anteriormente. Creo que ningún científico que se respete estaría dispuesto a gastar la gran suma de dinero que implica hacer una inspección profunda en el lago, y solo se limitan a usar radares y a explorar hasta cierta profundidad.

Se que los humanos no hemos terminado de estudiar la vida marina, han descubierto medusas “gigantes”, también hay muchos animales por descubrir en la selva Amazónica. Hace poco se descubrió una especie de rana, y a pesar que hay pocos ejemplares y tienen un tamaño pequeño, fueron ubicadas y estudiadas; no fue que alguien vio una “extraña rana”, obtuvo una foto de pésima calidad y cincuenta años después alguien la volvió a ver. Por otro lado vi una foto de la famosa medusa gigante: es una imagen nítida, de buena calidad que no deja dudas.
Los que fotografían al monstruo del lago Ness deberían pedirle prestada la cámara al que fotografió la medusa gigante, a ver si obtienen algún resultado y si se pudo hallar una pequeña ranita creo que es mas fácil ubicar a un animal de grandes dimensiones, esto no lo quiero discutir.

2 comentarios:

Andrés Borbón dijo...

Creo que se trata de un mito. Es muy difícil que un ser de esas dimensiones y, sobre todo, tan publicitado, haya pasado desapercibido durante tanto tiempo y que todos los esfuerzos por ubicarlo hayan resultado infructuosos. Bueno, eso es lo que yo pienso.

Tikki, The Unholy One dijo...

Yo desde pequeño siempre quise ser paleontólogo y los dinosaurios me fascinan, pero lamentablemente la historia del Monstruo del Lago Ness es imposible. Como tu mencionaste, para poder sobrevivir por miles de años sin ser detectado, debería tener una población más o menos numerosa para perpetuar la especie. Y si tiene el tamaño de un plesiosaurio, por ejemplo, debería ser fácil de detectar a estas alturas. Es que, con tantos avances tecnológicos, un animal de ese tamaño es imposible de ocultar.